Entrega gratuita desde 100 EUR
Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Deshidratación

El agua es la fuente de la vida en nuestro planeta. El agua de excelente calidad es una herramienta esencial para ayudar a restaurar y fortalecer la salud. El agua es necesaria para cada célula de nuestro cuerpo a lo largo de nuestras vidas.

Poco después del nacimiento de un bebé, el cuerpo del recién nacido contiene más del 80% de agua, y el cuerpo de un humano adulto contiene el 70%. El centro del pensamiento intelectual, el cerebro, es 90% de agua y es muy sensible a la deshidratación. Con la edad, el contenido de agua del cuerpo disminuye al 60-65%, es decir, el envejecimiento no es más que el proceso de pérdida de líquidos por parte del cuerpo, tanto extracelular como intracelular.

El estándar de tomar agua por día es 30-40ml/kg de peso corporal. El agua es muy importante, porque ayuda a los procesos metabólicos en nuestro organismo. La sangre, la linfa, el líquido intercelular y el líquido intracelular, la saliva, el sudor, el líquido gástrico, el bilis, y la orina: todo son líquidos con sales minerales disueltas. Un nivel constante de líquidos y una concentración constante de electrolitos, mantiene el equilibrio de agua-electrolitos adentro del cuerpo, asegura el transporte de nutrientes a todas las células, aumenta las reservas de energía, contribuye a la rápida eliminación de productos innecesarias y acelera la recuperación.

Sola agua, que tiene una estructura cercana a la estructura intracelular, puede regar cualquier célula del cuerpo y estabilizar el funcionamiento de todos los procesos fisiológicos. El agua que bebemos todos los días tiene una estructura extraña para el cuerpo. El consumo diario de grandes cantidades de bebidas carbonatadas, alcohólicas, café, té o jugos de cartón cual contienen sabores, colorantes, diversos aditivos alimentarios y, a veces, contribuye a la pérdida de agua que a su absorción, da como resultado una violación del equilibrio agua-electrolito. Los primeros síntomas de deshidratación son sed constante, fatiga, pulso rápido, aumento de la temperatura corporal, arritmia, dolor muscular y articular, piel seca, cabello y uñas dañados.


Es por eso que consumir la cantidad adecuada de agua de alta calidad es una de las condiciones más importantes para el funcionamiento normal del cuerpo, que es sinónimo de mantener buena salud.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Ver también
Roxanne S Rubia

Mi nombre es Roxanne S Rubia y soy una consejera, una entrenadora mental y personal, y una nutricionista en una sola persona. Tengo un amplio conocimiento en el campo de actividad física, dietética, nutricional y control de emociones. Como seguidora  de un enfoque holístico de la salud, creo que la salud es la armonía entre todas las esferas de nuestras vidas, el cuerpo físico, la mente y la espiritualidad. Pero no siempre fue así, durante muchos años estuve luchando con el exceso de peso, la falta de energía y el desánimo. Estaba perdida y estaba buscando el sentido en la vida. Fue hace 15 años cuando mi vida, mis emociones y mi salud llegaron a un nivel muy bajo, decidí hacer un cambio. Desde entonces me estoy entrenando en muchas facetas y probando en mi misma lo que estoy aprendiendo. Estoy en un momento maravilloso en mi vida, nunca me había sentido tan bien de mi misma

Puede encontrar más información sobre mí y sobre lo que estoy haciendo actualmente, en Vital Health Couching.

Categorías